City tours judaicos,
Servicios turísticos y Asesoramiento al viajero judio
en todo Latinoamérica

¿Te gustan las vacaciones en la playa o en las montañas?
¿Te gusta viajar y conocer nuevas ciudades?
¿Te gusta sacarte fotos en lugares increíbles?

Seguro que sí.
Sin embargo quizás en tu agenda de viajes te estés perdiendo de otro tipo de turismo vivencial: El Turismo Cultural....

El Turismo Cultural se define como "Aquel viaje turístico motivado por conocer, comprender y disfrutar el conjunto de rasgos y elementos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o grupo social de un destino específico"
Un turismo de identidad reflexivo y atento a la cultura del otro.

El Turismo Cultural juega un papel muy importante para dar a conocer, preservar y disfrutar el patrimonio cultural, histórico y turístico del lugar.

Los efectos que genera el tratamiento adecuado del turismo cultural, desde una perspectiva de mercados, trae como consecuencia, la satisfacción del cliente, la conservación del patrimonio de uso turístico y el desarrollo económico y social de las comunidades a partir de la generación de nuevos empleos.

El sector turístico es una de las mayores fuerzas económicas de algunas regiones y países. La planificación de unos servicios turísticos de calidad y respetuosos con el medio ambiente y el medio social y humano, debe basarse en un turismo sostenible y responsable, esto es, una oferta turística que haga compatible esta actividad, con la preservación y la recuperación de los valores culturales, sociales y ambientales, junto al desarrollo de las sociedades locales.

El Turismo Cultural no ofrece sólo una historia y una geografía del diálogo intercultural a través de los siglos, sino que también contribuye a la reflexión sobre el futuro del diálogo intercultural en las sociedades modernas.

La Demanda cultural incluye la visita de monumentos, la participación en festivales, los circuitos ecoturísticos o agroturísticos, además de ser una garantía de promoción de la comprensión entre los pueblos.

Las actividades relativas al turismo cultural constituyen otras tantas oportunidades concretas para fomentar un diálogo auténtico entre visitantes y anfitriones, promover nuevos tipos de cooperaciones, conocer mejor la historia, los patrimonios de los territorios y contribuir al desarrollo económico y humano.

El turismo cultural es un viaje turístico motivado además por conocer, comprender, preservar y disfrutar el patrimonio cultural, histórico y turístico del lugar.
Turismo Judaico: un proyecto que te invita a conocer y visitar los sitios relacionados con el judaísmo en Latinoamérica.

En tus próximas vacaciones dedícale un día, medio día o tan solo una hora a conocer y visitar los sitios que te conectan con otros aspectos de la ciudad.
Y quizás, con las profundas raíces de tu propia herencia.