City tours judaicos,
Servicios turísticos y Asesoramiento al viajero judio
en todo Latinoamérica

Bolivia


Historia de la inmigración judia

La presencia judía en Bolivia data de la conquista española en el inicio del periodo colonial. En 1557 varios judíos conversos del Paraguay y Buenos Aires estuvieron entre los pioneros que fundaron la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Estos sefarditas, luego de las persecusiones de la Inquisición se establecieron en la ciudad de Santa Cruz y sus pueblos aledaños de Vallegrande, Postrervalle, Portachuelo, Terevinto, Pucará, Cotoca y otros.

Desde la independencia en 1825 hasta principios del siglo veinte, el flujo de inmigrantes judíos se limitó a algunos mercaderes (tanto sefarditas como judíos alemanes), quienes en su mayoría, se casaron con mujeres del país y fundaron familias que se hicieron parte de la sociedad boliviana de religión católica.

En la primera mitad del siglo veinte, el flujo de inmigrantes judíos se incrementó sustancialmente. En 1905, un grupo de judíos rusos y argentinos, emigró a Bolivia. En 1917, se estima que había tan solo 20 a 25 judíos practicantes viviendo en el país. En 1933, cuando empezó el régimen Nazi en Alemania, había 30 familias judías. A fines de la década de 1930, cuando la mayoría de los países de América habían dejado de otorgar visas a los refugiados judíos, Bolivia bajo la presidencia de militar Germán Busch Becerra abrió sus puertas a miles de judíos. El presidente Busch (de padre alemán y madre cruceña) fue un promotor de la migración judía, quien junto con el empresario minero Mauricio Hochschild (judío alemán) apoyaron el desarrollo de colonias agrícolas judías en las zonas tropicales de Yungas (La Paz), Ichilo (Santa Cruz) y Chapare (Cochabamba).
Hasta 1942 ya había aproximadamente 7.000 judíos. Sin embargo, unos 2,200 judíos dejaron Bolivia en la década de los 1940. Aquellos que quedaron, crearon comunidades en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Sucre, Tarija, y Potosí. Después de la Segunda Guerra Mundial, un pequeño grupo de judíos polacos también se estableció en Bolivia. Desde 1939, las comunidades judías lograron mayor estabilidad. Sin embargo, los presidentes que sucedieron a Busch fueron menos entusiastas de la migración judía, el antisemitismo se manifestó en varias ocasiones en las ciudades de La Paz y Cochabamba donde hubo lamentables ataques a negocios de judíos y entidades de la comunidad.
Con la revolución de 1952, gran parte de la comunidad partió hacia otros países como Estados Unidos, Israel y Argentina. En la actualidad, hay aproximadamente 600 judíos viviendo en Bolivia. Existen sinagogas en las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. La mayoría de los judíos bolivianos viven en Santa Cruz.

Un poco sobre el país

Bolivia es uno de los dos países de América sin litoral marítimo.
Tiene una extensión de 1.098.581 km². Su territorio comprende parte importante de la Cordillera de los Andes, el Altiplano, la Selva Amazónica y el Gran Chaco, lo que le permite estar categorizado como país megadiverso.
Bolivia es una república unitaria políticamente subdividida en 9 departamentos autónomos, 112 provincias, 327 municipios, distritos y cantones.
La capital del Estado Plurinacional y sede de su órgano judicial es Sucre y la sede de gobierno de los (órganos ejecutivo y legislativo) reside en La Paz.
Su forma de gobierno es presidencialista, descentralizada y con autonomías.
La población boliviana es multicultural y tiene cerca de 10,5 millones de habitantes.
(entre mestizos, indígena-originarios, blancos descendientes de criollos, afrobolivianos y una menor proporción de descendientes de migrantes europeos y asiáticos)
En su territorio se desarrollaron civilizaciones antiguas como la Cultura Tiwanaku y la Cultura Hidráulica de las Lomas.
La moneda es el Boliviano (BOB)